[googlef7c0d6e3e2d292a1.html]

2012 julio

La comunicación de gobierno como guerra de posiciones

Por: MCP Soraya Delgado

MARKETING POLITICO

Los gobernantes tienen sueños, claro y esos sueños se ven sacudidos cuando a casi año y medio de gobernar se presentan elecciones federales y los gobiernos municipales y estatales son sometidos a un escrutinio, aunque no estén participando como candidatos. Seguramente muchos de los sueños del gobernante tienen que ver con la resolución de problemas de su ciudad, de su país, de su gente. Y está bien que así sea: para eso se eligen….

Pero también tienen sueños políticos. Obviamente. Como por ejemplo: Que el porcentaje de la población que rechaza a su gobierno comience un día a bajar. Que el porcentaje que aprueba su gestión comience a subir. Que la gestión termine con un buen saldo de imagen. Que los integrantes del gobierno vuelvan a tener la oportunidad de volver a ganar las elecciones. Sueños. Imposibles para algunos. Posibles para otros. Pero siempre vinculados a la comunicación de gobierno. La comunicación entendida como parte integral de la gestión, que debe ser evaluada y mejorada de forma constante.

 

Del knock out a las trincheras

Claro que la comunicación de un gobierno es muy diferente de una campaña electoral: La campaña electoral es una ágil carrera de 100 metros planos, mientras la comunicación de gobierno es una maratón de 10 kilómetros. El candidato gana por knock out, pero el gobierno es un boxeador que gana por puntos. La campaña electoral es una guerra relámpago, una ofensiva rápida y electrizante, mientras que la comunicación de gobierno es como la Primera Guerra Mundial (una lenta guerra de posiciones, con largas y trabadas batallas para conquistar pequeñas trincheras). Para lograr una exitosa batalla en el campo de la comunicación gubernamental, no es necesario inventar la pólvora. Lo que hay que hacer es llevar a la práctica algunas cosas que ya se saben de sobra. Y hacerlo con disciplina, con audacia y con creatividad.

Las cinco columnas de la comunicación de gobierno

El edificio persuasivo que debe construir un gobierno se apoya sobre cinco pilares fundacionales: Información, Publicidad, Identidad Corporativa, Relaciones con la comunidad, Comunicación interna

¿Cómo está tu gobierno en cada una de estas áreas? Si no está bien, entonces la oposición tendrá su tarea más simple cada día.

Porque el gobierno hace, toma decisiones, elige caminos, actúa. Por lo tanto se expone diariamente a la crítica y al malhumor ciudadano. El gobierno vive en una vitrina, en una vidriera, en una caja transparente, es como un chivo en cristalería. Los demás lo miran y lo señalan con el dedo acusador y cuando llegan las elecciones se lo cobran, no votando por la misma marca o lo agradecen refrendando la compra de la misma.

Pero la oposición elige sus actos más débiles, selecciona sus errores, subraya consecuencias negativas, amplifica perjuicios y pega duro. Esto termina, muchas veces, con gobiernos derrotados antes de finalizar su tiempo.

Recuerda, entonces, los 5 pilares de la comunicación de gobierno, sobre todo ahora que ya pasaron las campañas y que el peso mediático recae nuevamente en los hombros de las autoridades más cercanas a los ciudadanos.

¡Y manos a la obra, porque gobernar, también es comunicar!

SodaStream, un mayúsculo dolor de muelas para Coca-Cola

Fuente: César Finza

La protección del medioambiente es uno de los temas con los que las grandes empresas tienen que tener más cuidado, en estos tiempos en los que un despiste en la imagen de marca puede provocar una catástrofe. No es de extrañar, por tanto, que Coca-Cola esté inquieta. Utilizando esta baza le han lanzado un golpe bajo y el responsable es, además, un directo competidor: SodaStream.

Esta empresa, poco conocida en España, basa su éxito en un dispositivo que permite fabricar refrescos gaseosos con agua del grifo, jarabe de varios sabores y un dispositivo con cargas de gas. El mecanismo es tan sencillo que tiene varias ventajas: la primera, su comodidad; la segunda, que la sostenibilidad ambiental de su invento es considerable, si tenemos en cuenta el ahorro en envases que permite. Ahí es donde entra la guerra con Coca Cola.

Para demostrar su compromiso ecológico, SodaStream ha lanzado recientemente una campaña muy curiosa: ha colocado 20 jaulas gigantes en varios puntos del mundo repletas de latas de refrescos con el fin de crear conciencia sobre la cantidad exacta de residuos que provoca el consumo de Coca-Cola, Fanta o Pepsi en una familia durante 5 años: más de 10,500 botellas.

El mensaje, impactante, no ha sentado nada bien en las filas de Coca Cola, quien precisamente ahora se ve inmersa en su campaña de la Eurocopa en la que, precisamente, está intentando relanzar la imagen de su botella de vidrio. No podía ser más ‘oportuna’. Ante tal panorama, la compañía ha solicitado por carta a SodaStream que retire estas jaulas por dañar la imagen de sus productos. En caso contrario, amenaza con tomar acciones legales. A Coca-Cola le molesta, sobre todo, la que SodaStream tiene en el Aeropuerto Internacional de Johannesburgo, en Sudáfrica, y argumenta su solicitud en el uso “desautorizado” que están realizando de sus productos. La respuesta no ha podido ser más beligerante: “Es absurda”, contestó este lunes SodaStream, mediante un comunicado.

La compañía, además, tiene en su web un contador que refleja, según sus cálculos, la cantidad de basura en forma de botellas que evitan al mundo con el uso de su aparato. De momento, se acercan a los 1,800 millones. A pesar de que su consumo no está generalizado en España, la empresa tiene varios puntos de venta en el país, además de una web en español en la que se puede realizar el pedido online. Por unos 1,400 pesos se puede adquirir el aparato, más los 105 pesos que cuesta cada uno de los jarabes con sabor a cola, limón, tónica, té verde o energético, entre otros.

Imágenes de Sodastream Sudáfrica http://www.youtube.com/watch?v=T-2-Ie7XhQ4&list=UUlbjLa8b5M8dxrhshr3GmZQ&index=1&feature=plcp colocan una jaula de botellas de plástico en el ajetreado aeropuerto internacional de OR Tambo en Johannesburgo, la creación de conciencia a la cantidad de botellas de plástico que se puede ahorrar mediante el uso de una casa fabricante de las bebidas Sodastream.